Sala de Prensa

Washington, D.C. — Los senadores estadounidenses Marco Rubio (R-FL) y Bob Menendez (D-NJ) reintrodujeron el Proyecto de Ley para Combatir la Trata de Médicos Cubanos del 2021Esta legislación fortalecerá las medidas para que el régimen cubano rinda cuentas por la trata de personas y la explotación de médicos, enfermeros, y otros profesionales de la salud cubanos que son explotados a través de las llamadas ‘misiones medicas’ al extranjero. Además de requerir nuevos informes sobre las condiciones de trabajo forzoso al que se enfrentan los doctores cubanos en países alrededor del mundo. La ley también restablece el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales, suspendida bajo la administración del Presidente Barack Obama para permitir que los médicos cubanos elegibles y sus familiares directos vengan a los Estados Unidos.

“No hay duda de que las llamadas ‘misiones médicas en el exterior’ del régimen cubano son una trampa coercitiva,” Rubio dijo. “El régimen de Castro y Díaz-Canel puede tratar de disfrazar estas misiones como esfuerzos humanitarios, pero la realidad es que son brigadas de trata de personas patrocinadas por el Estado. Los médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud cubanos están sujetos a condiciones de trabajo deplorables, confiscaciones de sus documentos legales y una compensación significativamente reducida. EE.UU. tiene un deber moral de combatir estos esquemas y hacer que los perpetradores de estos abusos rindan cuentas”.

“Las misiones médicas de Cuba, que en la superficie aparentan ser motivadas por esfuerzos humanitarios y empáticos, son en realidad esquemas coercitivos de trata de personas del régimen que solo enganchan a profesionales médicos cubanos en servidumbre por contrato”, Menéndez dijo. “Es inaceptable que el régimen cubano haya seguido explotando a los médicos y enfermeros con fines de lucro, reteniendo sus pasaportes, tomando represalias contra sus familiares y manipulándolos a través de otras formas de presión e intimidación. Los trabajadores de la salud de primera línea merecen nada menos que nuestra admiración y gratitud, especialmente a medida que la pandemia del COVID-19 continúa azotando al mundo. Por eso aplaudo la presentación de este proyecto de ley bipartidista para continuar asegurándonos que los Estados Unidos sea un refugio seguro para aquellos profesionales médicos cubanos que buscan amparo y protección del régimen”.

Rubio es el vicepresidente del Comité de Inteligencia en el senado y el Miembro de más Alto Rango del Subcomité de Relaciones Exteriores en el senado que supervisa temas de Latinoamérica.

Menéndez es el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.