Press Releases

Washington, D.C. — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló con Nelson Rubio y Rodrigo Durán sobre la legislación de coautoría de Rubio que pasó en la Casa de Representantes anoche que busca ayudar a las víctimas del Síndrome de La Habana, sobre el General Mark Milley y la misiva de Rubio para que renuncie a su puesto y sobre la crisis fronteriza.

Una transcripción de cortesía está a continuación.

Sobre la legislación de coautoría de Rubio para ayudar a las víctimas del Síndrome de La Habana 
“Ayer gracias a Dios, la Cámara [de Representantes] aprobó el proyecto de ley en el que hemos trabajado en el Senado y ahora se convierte en ley cuando el presidente lo firme. Esperamos que avance, esto le provee ayuda a las personas que han sido lesionadas por estos ataques que ya no solamente representan ataques en La Habana sino también en China y en diferentes partes del mundo y seguimos oyendo de nuevos casos. 
 
“Obviamente esto es algo que por una parte es bien misterioso, pero por otra parte creo que vamos a poder solucionar algo. Vamos a saber primero qué fue lo que se utilizó para crear este tipo de daño desde la acción que ha ocurrido con estas personas. Y después, obviamente, quién fue el que lo hizo. Lo que yo puedo asegurarle a todo el mundo-y creo que esta audiencia no necesita que lo asegure-es imposible llevar a cabo un ataque utilizando tecnología contra norteamericanos en La Habana y que el régimen no sepa quién lo hizo. Es imposible. Es una de las ciudades más monitoreadas del mundo. O fueron ellos, o ellos lo permitieron. Ellos saben quién es, por que en La Habana ellos monitorean [al personal americano] todo el tiempo. Ninguna organización puede llevar a cabo un ataque en contra de norteamericanos en La Habana y que el régimen cubano no sepa quién fue”. 
 
Sobre el General Milley y la misiva de Rubio para que renuncie  
“Bueno, obviamente él trabaja para el presidente. Solo el Presidente lo puede destituir. Yo creo que no se ha hablado lo suficiente sobre eso. Lo hablamos hace muy poco y lo repito ahora y que esto es un peligro enorme, que un general o un militar decida que él va a hacer lo que él quiere en contra de un presidente--sea quien sea el presidente--es un ataque directo a las instituciones de este país, a la Constitución de este país que prohíbe eso. 
 
“Es que nosotros, en esta comunidad que sabemos, por ejemplo, muchas personas que han venido de diferentes partes del mundo, que viven en el sur de la Florida y saben lo que es un golpe militar, un golpe militar es cuando los militares deciden, nosotros vamos a hacer lo que nosotros queremos, porque no pensamos que el gobierno civil sabe lo que está haciendo. Y en este caso, no te digo que llegó a ese nivel, pero así empiezan estas cosas y no podemos permitir ese tipo de acción. 
 
“Este señor tiene que renunciar y en mi opinión tiene que enfrentar la justicia militar para responder por sus acciones. Y no es que llamo a un general, llamar a un general chino es normal, pero que le diga al general chino yo te voy a llamar antes y te voy a advertir si este país va a tomar alguna acción militar en contra de usted de eso. Eso es increíble”.
 
Sobre la crisis fronteriza y la responsabilidad de la administración Biden al respecto
“En esta comunidad nadie nos tiene que convencer de lo grande que ha sido este país al aceptar refugiados. Esta es una comunidad de exiliados, de refugiados, de personas que han tenido que irse de sus países. Pero aquí hay otra situación, las circunstancias en estos momentos son las siguientes: Hay millones de personas en el mundo que quieren venir a EE.UU. Millones. Entonces, cuando una anuncia, por ejemplo, cualquier tipo de medida migratoria, una amnistía para admitir más refugiados, eso manda un mensaje diciéndole a esos millones de personas ahora es el momento de ir. 
 
“Estamos viendo millones de personas. Por ejemplo, en Haití siempre ha habido pobreza y sufrimiento--y eso es muy lamentable, muy triste. He trabajado muy duro, no solamente sobre el TPS para los haitianos, sino para proveer ayuda directamente a Haití. Pero siempre ha habido esa pobreza. En Cuba ha habido una dictadura de 60 años. En Centroamérica ha habido toda una serie de [circunstancias]. 
 
“La razón por la cual está ocurriendo ahora es porque Joe Biden aspiro a la presidencia y después que entró a la Casa Blanca anunció públicamente que él no era Trump, que él iba a hacer todo lo contrario a Trump. Es decir, mandó un mensaje que ahora es el momento de venir, porque aquí van a ser mucho más ligeros en enforzar la ley y todo lo demás, y es lo que está pasando.
 
“Yo conozco, posiblemente ustedes también conozcan a personas que han vivido por dos o tres años en un tercer país, tienen trabajo, hasta tienen papeles. Pero ahora piensan, bien este es el momento de ir a Estados Unidos y cogen un avión a México y le pagan a alguien para que los crucé y están en Estados Unidos. Muchas de estas personas que están ahí de Haití, si son originalmente de Haití, algunos vinieron directamente en las últimas semanas, pero muchos otros estaban viviendo en otros países por un par de años antes de entrar acá. 
 
“En fin, no que uno no tenga tristeza. No es que uno como ser humano no sienta pena por esas personas, pero ningún país del mundo puede asumir veinte, treinta, cincuenta mil personas entrando a un país ilegalmente por semana. Ningún país lo puede permitir, ningún país lo puede sostener”.