Press Releases

 

Washington, D.C. — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló con el Pastor Otoniel Font de Pura Palabra sobre el proyecto de ley que presentó el senador junto a la representante Jenniffer González-Colón (R-PR) para reavivar la industria farmacéutica en Puerto Rico, sobre la importancia del Programa de Protección de Pago de Cheques (PPP, por sus siglas en inglés) de autoría de Rubio, sobre los retos que afrontan los hispanos bajo la administración Biden, sobre el incremento de personas que se han mudado a la Florida por las políticas de estados demócratas y sobre la crisis fronteriza.   

Una transcripción parcial de la entrevista está a continuación:   

Sobre legislación de Rubio y González-Colón que insta a empresas que actualmente producen equipos médicos y farmacéuticos en el exterior se trasladen a EE.UU.

“Bueno, en los años 50, a través de algo que se llamaba el ‘Operation Bootstrap’, se creó una ley para atraer todo lo que es la manufactura a Puerto Rico. Y [fue] un gran logro. Vimos un crecimiento de más del 1000 por ciento en términos de sueldos, la cantidad de trabajo, la economía en general hasta a través de los años 80. Pero en los años 90, no me acuerdo específicamente en qué año fue, pero hubo una reforma tributaria [por parte de] Bill Clinton. El presidente firmó una ley que a través de diez años fue eliminando ese proyecto sobre las leyes tributarias.  

“Y, lo que vimos fue que las compañías empezaron a abandonar Puerto Rico, específicamente las compañías en la industria farmacéutica. Entonces yo les digo a las personas, que realmente la crisis que enfrenta Puerto Rico empezó mucho antes del huracán [Maria]. El huracán simplemente le agregó a lo que ya era una crisis: la falta de empleos con buen pago, buenos trabajos y todo el crecimiento económico que eso crea.  

“Ahora nos encontramos en el año 2021 con dos problemas: primero, una economía en Puerto Rico que le hace falta de manera desesperada recuperarse. De poder crear empleos, de oportunidades para que las personas puedan seguir viviendo en la isla allí, puedan tener a su familia con ellos y poder lograr crecimiento económico también que le trae ingresos al gobierno que ha creado tanta deuda como hemos visto. Y número dos, EE.UU. tiene un gran problema y es que hoy en día dependemos de China por más de 83% a 85% por ciento de las medicinas genéricas de todo tipo, y eso es muy peligroso.  

“Sabemos que depender de otro país de casi el 85% de las medicinas más básicas pone un gran riesgo que eso se utilice en contra de nosotros. Entonces aquí tenemos la oportunidad de traer de nuevo ese proyecto para que regrese a Puerto Rico aunque sea la industria farmacéutica y eso ayuda a todo EE.UU. pero también ayuda a Puerto Rico. Así que para mí tiene toda la lógica del mundo y es algo que si Dios quiere, vamos a seguir tratando de lograr. A ver si recibimos el apoyo necesario para que se convierta en ley”.  

Sobre los retos que afrontan los hispanos bajo la administración Biden 

“Yo siempre empiezo con la premisa que el 99% de lo que pasa en la vida de uno no tiene nada que ver con el gobierno federal. Se trata de lo que está pasando en su propio hogar, en su vecindario, en los gobiernos locales y todo lo demás.  

“Yo creo que sin duda no se puede negar que antes de la pandemia vimos un crecimiento económico en este país que beneficiaba a todo el mundo. Pero vimos específicamente beneficios no solamente para la comunidad hispana, que no solamente es una comunidad trabajadora, que también es una comunidad de empresarios de pequeños negocios. También lo vimos en la comunidad afroamericana. Obviamente la pandemia paralizó todo eso. Fue un desastre para todos los sectores, todas partes del país y todos los americanos, y estamos empezando a tratar de recuperarnos.  

“Lo que sí le puedo decir es que algunas de las decisiones que se hicieron al nivel local de mantener cerrada completamente sectores de nuestra economía, le hizo un gran daño a muchos pequeños comerciantes. Le hizo gran daño a muchísimos trabajadores también, estoy pensando en el centro de la Florida donde todos esos trabajos alrededor de los hoteles se perdieron. 

[…] 

“Lo que le diré también es que hay otros factores aquí, ¿cuál es el futuro del crecimiento económico en este país? Y hemos visto ahora a través de la política de esta administración, mira, aquí es muy lindo decir ‘vamos a repartir miles de millones de dólares’. Pero en enero se hizo una decisión que yo pienso que fue desastrosa, una cantidad de dinero, que sabemos de un reporte, casi la mitad del dinero del desempleo se lo han robado grupos criminales en el extranjero a través de identificaciones falsas que han utilizado para robárselo. Ha sido un escándalo.  

[…] 

“Cuando uno ve cual comunidad es la más impactada con los altos precios que estamos viendo a través de la inflación en este país…son las personas trabajadoras y la comunidad hispana en nuestro estado, en la Florida, y en el país. Es una comunidad trabajadora. Obviamente hay hispanos que son multimillonarios, pero hay para mil y millones y millones de hispanos que son personas que trabajan a diario y que no pueden costear estos altos costos. Así que le diré que basado en eso, sin duda estamos peor hoy que estuvimos hace dos años”. 

Sobre la iniciativa de Rubio para ayudar a los pequeños negocios y emprendedores durante la pandemia del COVID-19 

“Durante la pandemia, la cámara no estaba aquí trabajando. El senado regresó y a través de 15 días tuvimos que unirnos republicanos y demócratas y crear una respuesta a esa pandemia. Y yo creo que uno de los logros que más orgullo me da, es lo que hicimos durante esas dos semanas. Aquí trabajamos con mi colegas en oficina cuando era el presidente del Comité de Pequeñas Empresas. Escribimos y convertimos en ley un nuevo proyecto, que jamás había existido en la historia de este país, se llama el PPP. Incluso, yo mismo le puse ese nombre. 

“La clave de ese plan, no era simplemente llegar a pequeños comercios sino mantener a los empleados en su trabajo. Ese dinero era para pagar los sueldos. Se pasó esa ley y se implementó. Como todos los programas de esa magnitud, tuvo sus problemas, pero en gran parte fue uno de los logros más grandes en la historia moderna del gobierno federal. En la Florida, solamente, más de medio millón de pequeñas empresas se beneficiaron a través de ese programa. Y, hoy en día, existen porque esos fondos estaban disponibles.  

“Mi teoría desde un principio, porque al principio muchos se resistieron [al PPP], ¿’cómo vamos a dar dinero para que le paguen [a los empleados]’? Mira, es muy fácil. O vamos a tener que darle dinero a los estados a través de un cheque de unemployment, o vamos a mantener a las personas empleadas aunque no estén trabajando. Y para muchas personas eso fue difícil de aceptar. No había opción porque lo que íbamos a tener aquí es un desastre total y estamos viéndolo hoy en día que esas compañías que tuvieron que despedir a personas ahora tienen problema a atraerlos de nuevo a trabajar: se han mudado, han entrado en una nueva industria, o simplemente todavía están recibiendo la ayuda del gobierno y no quieren regresar hasta que esa ayuda se termine.  

“Así que, no hay parte del país-no simplemente de la Florida-donde yo no oigo de un pequeño comerciante que nos da las gracias por el plan PPP, que lo logramos nosotros. Lo escribimos nosotros, y lo que yo siempre le digo a las personas: ‘eso no fue mi dinero, es el dinero del contribuyente que se dedicó para ayudar al contribuyente en un momento de crisis, cuando no se sabía hasta cuándo los comercios iban a mantenerse cerrados’.  

“Jamás en la historia del Small Business Administration se habían utilizado fondos para organizaciones caritativas, sin ánimo de lucro como las iglesias o escuelas. Y, por primera vez, se incluyó en el plan PPP, que fue esencial. Yo decía, esos son trabajos también. Esa fue otra iniciativa nuestra. Y por eso les digo que yo le doy gracias a Dios que tuve en lugar a un staff muy bueno que nos ayudó a escribir esa ley junto a mi colega Ben Cardin, demócrata de Maryland. Porque yo no sé qué hubiera pasado con la economía de este país, incluso de muchísimas iglesias y escuelas, si no fuera por el plan PPP que pudieron accesar esos fondos algunas veces, en dos casos, pudieron hacerlo. O hubieran cerrado”.  

Sobre el incremento de personas que se han mudado a la Florida por las políticas de estados demócratas
“Lo primero que está pasando en la Florida son dos cosas. Primero, hay personas que ya se iban a mudar a la Florida. Aquellos que se iban a retirar en tres años, cuatro años y decidieron anticiparlo. Lo segundo, son personas viviendo en lugares como California, de Nueva York, y otros estados donde los gobiernos locales y estatales cometieron grandes errores. Hablando de lugares donde hay altos impuestos, altos crímenes, cerraron la economía, los niños no podían regresar a la escuela, tenían paralizado todo lo que era el comercio y la gente decían yo voy a mudarme a un estado aunque sea que esté funcionando. Y se le criticó mucho a la Florida. Se criticó mucho a nuestro gobernador cuando tomó esas decisiones. Incluso, habían muchos diciendo que iban a morir millones y que iba a ser un desastre. Estaban alabando al gobernador de Nueva York al de California. Por esa razón vemos a las personas mudándose. Yo creo que simplemente han decidido que la calidad de vida y el costo de vida es más bajo en la Florida que en los estados donde vivían antes”. 

Sobre la crisis fronteriza
Mira,  yo creo que el mensaje que dio la vicepresidenta es el correcto. Desafortunadamente, eso va en contra de lo que ella y su partido han dicho por un año y medio. Yo simpatizo enormemente con la situación en Honduras, en Guatemala, en El Salvador. Yo entiendo y conozco a personas que están viviendo en esas condiciones y se lo explico a todo el mundo, a uno le parte el corazón cuando se da cuenta la desesperación que existe. Pero yo no creo que es de beneficio para nadie, incluso para estos países, o para esas familias invitarlos a que se entreguen a estas redes criminales de traficantes que abusan de las mujeres, que abusan de los niños, que matan a los hombres, que son algunos de los peores seres humanos del mundo que se dedican al tráfico humano. Y, cuando Estados Unidos tiene políticos que aspiran a puestos como la presidencia con un mensaje en general que aquí se va a abrir la frontera y que vamos a aceptar a todo el mundo, eso es una invitación. Y, cuando dices que si te apareces con un niño te vas a poder quedar bajo un beneficio especial que no tienen los demás-estás creando un incentivo para que traigan niños. Esa es la realidad y es lo que está pasando.  

“Y le diré que eso le está haciendo daño a EE.UU. Obviamente también le está haciendo daño a México, que es el país por donde están cruzando las personas y está pasando toda esta criminalidad, estas redes de tráfico de personas. A la misma vez, que daño se le está haciendo a Honduras y a Guatemala, que son países que están perdiendo a sus jóvenes. ¿Qué país puede construir un futuro sin sus jóvenes y las familias? Así que yo creo que es importante trabajar junto con esos países para mejorar las condiciones dentro de su país y hacer todo lo posible porque al final del día, el destino de su país le pertenece a su pueblo y a su gobierno. Pero lo que no podemos hacer es crear un incentivo para que las personas vengan acá. En muchos casos pagando miles de dólares de sus familiares en EE.UU. para que entonces esas personas sean abandonados. Estamos hablando de estos grupos narcotraficantes que ahora se han dedicado a esta industria de traficar a personas que son criminales de lo más horrible y más violento del mundo”.