Sala de Prensa

El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló con Raquel Regalado de Caracol 1260 Miami sobre la demostración del grupo pro-Castrista Puentes de Amor en la ciudad de Coral Gables y la solicitud de Rubio al FBI, sobre la reciente columna de opinión de Rubio para Revista Semana sobre Colombia, sobre las preocupaciones de Rubio con la legislación sobre los semiconductores, sobre el Homestead Air Force Base y la posibilidad de un uso comercial en la base, sobre la legislación del medio ambiente en el senado de EE.UU. y sobre la creciente inflación y la recesión bajo el mando de la Administración Biden.  
 
Una transcripción levemente editada está a continuación. 
 
Sobre la demostración del grupo pro-Castrista Puentes de Amor en la ciudad de Coral Gables y la solicitud de Rubio al FBI
“Yo creo que hay evidencia que este es un grupo--obviamente organizado desde el extranjero--tiene nexos y apoyo del exterior. Esperamos que las agencias gubernamentales de este país hagan esa investigación porque es a quienes les corresponde. 
 
“Pero en fin, sabemos que en este país--y esto no es nuevo--han habido agentes del extranjero que simpatizan o en muchos casos tienen vínculos directos con el régimen de Cuba y utilizan eso para involucrarse en la política doméstica de EE.UU. Ese grupo, Puentes de Amor, que no tiene nada que ver con amor, es un grupo que hace años está abogando por concesiones al régimen. Se esconde detrás de un individuo que se presenta como alguien que simplemente busca el acercamiento entre el pueblo. Ese señor es alguien que se reunió en julio del año pasado con la persona dentro de la Casa Blanca encargada del tema de Cuba. Lo recibieron tanto a él como a un grupo y hablaron sobre muchos temas. Pero ahora estamos viendo una nueva etapa donde se ven manifestaciones que tienen la intención de provocar encuentros y violencia. Un grupo muy curioso por lo que hemos visto y por lo que han dicho los testigos. Individuos que incluso muchos de ellos, la mayoría ni son cubanos así que no se sabe porqué están ahí”.
 
Sobre la reciente columna de opinión de Rubio para Revista Semana sobre Colombia
“La relación entre EE.UU. y Colombia, es nuestra relación más importante con Sudamérica. Es la cooperación más fuerte que existe entre países en el hemisferio y ha sido clave en nuestra estrategia anti-droga, anti-terrorismo y en contra de la violencia en el hemisferio. 
 
“Ahora tenemos un nuevo presidente que se ha pronunciado abiertamente en contra de muchas de las cosas que hemos hecho junto al pueblo colombiano. Y nos preocupa una persona que está hablando de crear una apertura con el narco-régimen de Maduro, que hablá de cooperar con estos grupos narcotraficantes que operan en la frontera con Venezuela y que pone en peligro la cooperación en muchos de los programas existentes. Petro también es una persona que se ha expresado abiertamente a favor de crear enlaces entre Colombia con China y Rusia, así que nos preocupa mucho.
“Esperemos que el proceso democrático de Colombia tenga un balance y no permita todo esto, pero como político norteamericano tengo que siempre pensar primero en el bienestar y la seguridad de EE.UU., veremos lo que va a pasar. Es preocupante”.
 
Sobre las preocupaciones de Rubio con la legislación sobre los semiconductores 
“Los semiconductores son algo clave en muchas tecnologías que utilizamos para todo tipo de cosas. Nos hace falta tener una capacidad nacional para poder hacerlo y no depender de otros países. Lo que me preocupa a mí es: número uno, se opusieron y quitaron todo tipo de seguridad adicional. Así que vamos a tener dinero de los contribuyentes que va a estar dedicado a todo esta capacidad pero no lo van a proteger que los chinos no se lo roben. Segundo, la ley tiene un loophole como le dicen en inglés, donde compañías van a poder recibir dinero de los contribuyentes y utilizarlo para fabricar semiconductores en China. 
 
“Así que los cabilderos de esas compañías y los cabilderos de las universidades se juntaron para prevenir que esta legislación tuviera una seguridad adicional. Y, aunque yo esté a favor de invertir en esa capacidad, no puedo apoyar el invertir en una capacidad que se van a robar los chinos”.
 
Sobre el Homestead Air Force Base y la posibilidad de un uso comercial en la base
“Yo estoy casi siempre a favor del comercio. Pero en este caso, hay dos razones por las que me preocupa. Primero, si se empieza a dedicar porciones de esa base a uso comercial, vamos a ver que un día nos van a quitar la base. Lo van a convertir en un aeropuerto y vamos a perder una capacidad que vamos a necesitar en un futuro. 
 
“Desafortunadamente, yo no tengo la menor duda que los chinos van a cooperar con el régimen de Cuba y Nicaragua, al igual que los rusos y los iraníes para tener una presencia militar en nuestra región. Y la base en Homestead, que en este momento es una base de reserva, hace años fue una de las bases más importantes de este país. Yo creo que es donde va a hacer falta tener una base regular, una base de reserva por las amenazas que existen en el hemisferio. Eso lo vamos a perder si esta base se dedica a un uso industrial. 
 
“También por el tema de los Everglades, que es sumamente importante no simplemente para el clima, sino para la seguridad del agua y en temas del turismo también. Una base comercial impactaría hasta a los Cayos de la Florida. Entre más proyectos se encuentren en el área, también será más difícil renovar y salvar los Everglades. Así que por esas dos razones, yo no creo que se debe utilizar la Base de Homestead como un aeropuerto comercial”.
 
Sobre la legislación del medio ambiente en el senado de EE.UU.
“Los demócratas tienen los votos y si tienen todos los votos del partido demócrata con la vicepresidenta de EE.UU. lo pueden pasar. Es muy triste que Manchin haya entrado en este arreglo por dos razones: primero, se van a aumentar los impuestos. Te dicen que son los impuestos de los millonarios y billonarios pero no es cierto. Los impuestos van a aumentar. Lo van a ver las pequeñas empresas. Para las personas que están escuchando, yo tengo muchos problemas con las corporaciones grandes. Pero cuando les aumentan los impuestos a ellos, simplemente se lo cobran al público con precios más altos o con menos empleados, menos inversión en su crecimiento, lo cual también cuesta dinero y nos quita trabajo. Por otra parte, en los proyectos que están subsidiando, son proyectos de carros eléctricos hechos con baterías china, de paneles solares hechos con baterías chinas. 
 
“El 99.4% de los automóviles que van a manejar las personas trabajadoras en este país ahora y por años venideros son carros de gasolina. Las personas que están manejando los carros eléctricos son carros carísimos. No entiendo por qué vamos a darles más subsidios a personas que ya tienen la capacidad de comprar esos carros, cuando aquí la ayuda hay que dársela a las personas que tienen que ir a trabajar a diario mientras llenan el tanque de gasolina con $4.00 dólares en algunos lugares. En una época en que los niños están regresando a la escuela, ahora hay que buscar dinero para comprarles la ropa y útiles escolares. 
 
“Esto es una ley que no tiene sentido porque no tiene ningún impacto sobre el medio ambiente, pero son billones de dólares para estas industrias especiales que se dedican a esto y que le contribuyen dinero a los demócratas.
 
“Esta legislación no paga la deuda. Primero, el dinero que van a recaudar a través de los impuestos sobre las compañías, no es sobre los millonarios. Va a ser sobre compañías de pequeño tamaño. Y número dos, un gran porcentaje, casi 30% del dinero que ellos dicen que van a cobrar de impuestos es porque van a contratar a miles de nuevos agentes del IRS. 
 
“¿Y esos agentes a quien le van a caer encima? No a las grandes corporaciones, porque esas corporaciones tienen abogados y contadores y se pueden defender. Le van a caer encima a los pequeños negocios y a los individuos. Y no lo digo yo. Hay un análisis del grupo bipartidista Joint Tax Commission que nos dice que más de la mitad del cargo tributario de esta propuesta le va a caer encima de personas ganando menos de $200,000 dólares al año. Es que no son millonarios, es bastante dinero. Este es un plan, un Green New Deal, que ayuda a la base demócrata, pero no hace absolutamente nada para el pueblo común y corriente y trabajador de EE.UU.”
 
Sobre la creciente inflación y la recesión bajo el mando de la Administración Biden 
“Washington ha creado este problema. Una de las cosas que creó la inflación fue un presidente que negó que existía. Entonces, encima de eso, con la escasez que había de productos, añadieron casi $2 trillones de dólares en la economía creando más demanda y menos capacidad. Eso siempre va a ampliar el costo.
 
“También, con la decisión de suspender la producción de petróleo y gas natural en EE.UU. hubo un impacto sobre los costos adicionales y ahora quieren definir de nuevo lo que es una recesión. El que te va a decir si hay una recesión no son economistas, son las personas que están lidiando a diario con esto y lo estamos viendo. Los bancos están aguantando dinero en sus reservas, las compañías no se están expandiendo por todo el mundo, se están preparando para lo que ya saben es una recesión. Nosotros en el Sur de la Florida lo sabemos con el costo de la vivienda, la gasolina. Esas son las cosas básicas. No estamos hablando de televisores nuevos, ni un carro adicional, estamos hablando de lo básico. Ha subido el precio a tal nivel que las personas no están viviendo ahora ni cheque por cheque, están viviendo con tarjetas de crédito en muchos casos”.