Sala de Prensa

Los Veteranos Afectados por la Quema de Pozos Necesitan Ayuda
Octubre 4 del 2021 
Por: senadora estadounidense Kirsten Gillibrand y senador estadounidense Marco Rubio
Diario Las Américas
 
Puede que la guerra más larga en la historia de EE.UU. haya terminado, pero muchos veteranos de guerra que respondieron al llamado de servir a su nación todavía están sufriendo. La angustia mental es real y devastadora para nuestros militares y sus familiares. También el daño físico. Son innumerables el número de veteranos que sufren tras haber sido expuestos a pozos de quemaduras tóxicas en Afganistán, Irak y otros países.
 
Por demasiado tiempo, la burocracia federal le restó importancia, actuó lentamente o ignoró por completo la ciencia detrás de la exposición de estos pozos de quemaduras tóxicas. Como resultado, nuestros veteranos se han quedado sin la atención necesaria y sin el apoyo que merecen.
 
Debemos ser mejores como nación. No podemos darle la espalda a los valientes hombres y mujeres que brindaron servicio militar y se vieron obligados a respirar humos tóxicos y vapores de pozos de combustión tras haber prendieron fuego a dispositivos electrónicos--hasta neumáticos--y desechos humanos con combustible para aviones. Tristemente ahora muchos están sufriendo de enfermedades asociadas a estas quemas.  
 
Es hora que el congreso pase nuestra legislación bipartidista para brindarles beneficios a los veteranos de guerra que fueron expuestos a pozos de quemaduras tóxicas.
 
Si se promulga nuestra ley, los veteranos que sirvieron en la quema de pozos abiertos y tienen ciertas enfermedades--tales como bronquitis crónica y cáncer de cerebro--tendrán tratamiento médico pago. Punto. No más estudios ni trámites burocráticos. No más veteranos olvidados.
 
...
 
Nuestros veteranos de guerra tenían un trabajo que hacer y lo hicieron sin pensarlo dos veces. Lo hicieron con valor, honor y distinción--y con la comprensión que serían atendidos cuando regresaran a casa. 
 
...
 
Este es el momento de hacer lo correcto por nuestros veteranos. Este no es un tema partidista. Este no es un problema de presupuesto. Esta es una cuestión moral. 
 
El control de Afganistán por los talibanes y el resurgimiento de grupos terroristas en todo el mundo nos recuerda que nuestra lucha contra el mal está lejos de terminar. Nuestra nación seguirá confiando en patriotas jóvenes para responder al llamado de servir y proteger a nuestra gran nación. 

Lea más aquí.