Sala de Prensa

Washington, D.C. — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) se unió al senador Bob Menéndez (D-NJ) y colegas en la introducción de una ley bipartidista para alinear estratégicamente las herramientas diplomáticas de Estados Unidos, incluidas las sanciones selectivas, para promover elecciones democráticas en Nicaragua en noviembre del 2021.

Titulado el Proyecto de Ley para Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (RENACER, por sus siglas en inglés), la legislación propone nuevas iniciativas para abordar la corrupción del regimen del Presidente Daniel Ortega y la de su familia, así como los abusos contra los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad nicaragüenses. El Proyecto de Ley RENACER también requiere que el gobierno estadounidense aumente sanciones coordinadas con los gobiernos de Canadá y la Unión Europea, y fortifique los informes de inteligencia sobre las actividades rusas en Nicaragua.

Junto a Menéndez y Rubio en la introducción de esta ley estuvieron los Senadores Tim Kaine (D-VA), Dick Durbin (D-IL), Ben Cardin (D-MD) y Chris Murphy (D-CT).

Rubio es el Miembro de Más Alto Rango del Subcomité sobre Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

Menéndez es el Presidente del Comité de Relaciones Exteriores.

“Mientras el régimen corrupto de Ortega continúa socavando el orden democrático y las libertades básicas, EE.UU. debe alinear sus esfuerzos diplomáticos con las sanciones específicas existentes contra los funcionarios del régimen”, Rubio dijo. “A medida que el régimen planea convocar a elecciones, debemos asegurarnos que EE.UU. y nuestros aliados están creando nuevas iniciativas para abordar la corrupción de Ortega, los abusos a los derechos humanos y la represión continua a miembros de la prensa independiente".

“El Proyecto de Ley RENACER deja sumamente claro que los Estados Unidos no tolerará el surgimiento de otro dictador en nuestro hemisferio. Esta nueva propuesta alinea completamente la diplomacia y las sanciones estadounidenses hacia un objetivo singular – permitir elecciones democráticas en Nicaragua este noviembre de 2021”, Menéndez dijo. “Mientras que el régimen de Ortega continúa abusando de los derechos humanos del pueblo nicaragüense, permitiendo la cleptocracia desenfrenada y atacando la libertad de prensa, este proyecto es una declaración de solidaridad de parte del Senado de los Estados Unidos, quien sigue firmemente del lado del pueblo nicaragüense en su lucha para poder ejercer sus derechos democráticos más fundaménteles a finales de este año”.

El Proyecto de Ley RENACER incluye los siguientes elementos:

  • Expande la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y reafirma la exención legal existente para proyectos humanitarios;

  • Alinea la diplomacia estadounidense y las sanciones selectivas para promover elecciones democráticas;

  • Requiere coordinación de sanciones con los gobiernos de Canadá y la Unión Europea;

  • Agrega a Nicaragua a la lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visas relacionadas con la corrupción;

  • Requiere informes clasificados sobre la corrupción perpetrada por el gobierno del Presidente Ortega y su familia, al igual que las actividades rusas en Nicaragua; y

  • Requiere informes sobre los abusos de derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad nicaragüenses en comunidades rurales e indígenas.