Sala de Prensa

Washington, D.C. — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) condenó la decisión de la Administración Biden de volver al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) sin reformas significativas. 
 
“El Consejo de Derechos Humanos de la ONU se creó para abordar los desafíos más urgentes en temas de derechos humanos del mundo, para promover los derechos fundamentales de todas las personas y para ayudar a responsabilizar a los culpables de violaciones a los DD.HH. Trágicamente, el consejo se ha convertido en un lugar para que regímenes tiranos se unan y reciban cobertura internacional para continuar cometiendo sus abusos y concentrar sus esfuerzos para atacar a Israel.
 
Los miembros actuales incluyen a China, donde el Partido Comunista Chino está cometiendo actos de genocidio contra musulmanes uigures y otras minorías en Xinjiang; Rusia, donde los que se oponen a Putin son envenenados o asesinados; Venezuela, donde la narco-dictadura de Maduro ha cometido crímenes de lesa humanidad; y Cuba, donde los profesionales de la salud son víctimas de la trata de personas a manos del régimen cubano en las llamadas ‘misiones médicas al exterior’.
 
El Consejo de Derechos Humanos es una institución rota que se burla de los DD.HH. Las administraciones pasadas, de ambos partidos, no han logrado impulsar reformas serias para el Consejo. La Administración Biden debe aceptar la realidad que, mientras los peores violadores de DD.HH. del mundo están sentados en este Consejo, la reforma simplemente no será posible y el Consejo nunca cumplirá su misión. El presidente Biden no le debería dar credibilidad a este organismo y, en cambio, centrar los esfuerzos de EE.UU. en trabajar con aliados democráticos para presionar por la rendición de cuentas y en la lucha por la justicia contra estos regímenes brutales y avanzar en la protección de los DD.HH. en todas partes".