Sala de Prensa

Miami, FL– El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) envió una carta a sus majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia de España expresando su preocupación antes de un viaje de los monarcas a la República de Cuba. En su carta, Rubio resalta que la visita del rey y la reina “servirá como propaganda de legitimidad a un régimen que le ha abierto las puertas al narco dictador venezolano Nicolás Maduro y a otros elementos extranjeros malignos que a diario socavan los valores democráticos del hemisferio”. Rubio también señaló la importancia que sus Majestades resalten el encarcelamiento de miembros de la oposición y de la organización Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), incluyendo al líder de la organización José Daniel Ferrer, durante sus reuniones con miembros del régimen. 

Rubio es el Presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Delincuencia Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

El texto completo de la carta está a continuación. 

Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia,   

Me dirijo a ustedes respetuosamente para expresar mi preocupación ante reportes de su visita a la República de Cuba, un país donde una dictadura comunista lleva 60 años oprimiendo sistemáticamente  a sus ciudadanos. Es mi mayor deseo que su compromiso sea el abogar por los principios democráticos, incluyendo la defensa de los derechos humanos y la libre expresión en cualquier país. Desafortunadamente tengo entendido que no se estarán reuniendo con miembros de la oposición o activistas de derechos humanos, ya que se los ha prohibido la dictadura. Ante estos hechos, considero que su visita le servirá como propaganda de legitimidad a un régimen que le ha abierto las puertas al narco dictador venezolano Nicolás Maduro y a otros elementos extranjeros malignos que a diario socavan los valores democráticos del hemisferio.

La realidad que el régimen de Cuba tratará de venderles durante su visita a la isla es una utopía inexistente. La verdadera Cuba es aquella en la que vive el ciudadano cubano que es víctima de atropellos por parte del régimen y las restricciones que les impone la Seguridad del Estado. La Cuba de los líderes religiosos, los periodistas independientes, los presos políticos y todos los opositores de la dictadura es la dura realidad que viven la mayoría de los cubanos. Por ende, y por medio de esta misiva, los exhorto a que sostengan un diálogo privado con miembros de la oposición cubana y así puedan escuchar de primera mano las violaciones de derechos humanos y la censura a la que son sometidos a diario.

El simple hecho de alzar sus voces en contra del sistema político unipartidista de Cuba para muchos es una sentencia a ser reprimidos y censurados. Son personas como Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, los miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y los periodistas independientes Guillermo Fariñas, Yoani Sánchez y Roberto de Jesús Quiñones, entre muchos más, quienes pueden dar fe de la represión que viven los opositores del oficialismo.  

En particular quiero invitarles a que durante sus reuniones con miembros del régimen de Cuba destaquen los casos de los miembros de la UNPACU, incluyendo a su líder José Daniel Ferrer, quienes llevan más de un mes arbitrariamente secuestrados por el régimen. Ayer la familia de José Daniel me notificó que Ferrer se encuentra en condiciones inhumanas y que está siendo maltratado cruelmente, adjunto una carta que relata detalladamente el precario estado en el que se encuentra Ferrer tras más de un mes de cautiverio. No es la primera vez que miembros de la UNPACU, una organización que ha sido objeto de la represión del régimen cubano por años, es atacada por las fuerzas de la Seguridad del Estado. Como senador estadounidense por el estado de la Florida, tuve el placer de conocer personalmente a los activistas de derechos humanos José Daniel Ferrer y Berta Soler. Puedo constatar que ambos han entregado su vida a la lucha por la restauración de los derechos humanos y los valores democráticos en Cuba. El gobierno de los Estados Unidos ya ha alzado su voz y ha denunciado el atropello por parte del régimen contra José Daniel y los demás miembros de la UNPACU, es importante que nuestros aliados también condenen esta acción. 

Tratar de silenciar las voces de sus opositores ha sido una de las tácticas del régimen cubano para ejercer su dominio sobre sus ciudadanos, pero no es la única estrategia que siguen usado. A través de las llamadas "misiones médicas al extranjero" el régimen cubano ha perfeccionado el arte de la explotación a profesionales cubanos. La realidad es que estas "misiones" son un modelo moderno de explotación, el cual enriquece inescrupulosamente los bolsillos del régimen cubano a expensas del trabajo forzoso de los médicos y el personal médico de Cuba. Desde el Senado de los Estados Unidos, tanto republicanos como demócratas, hemos denunciado este esquema de enriquecimiento ilícito por parte del régimen cubano. Sería importante que durante su visita indagaran sobre esta campaña de trata de personas auspiciada por el régimen de Cuba.    

El pueblo cubano sigue viviendo el calvario de más de seis décadas de dictadura. Estimo que es injusto que su viaje sea simplemente un obsequio al régimen cubano y que el mismo no incluya en su agenda las graves violaciones a los derechos humanos que viven los ciudadanos cubanos, aquellos que constantemente son humillados y censurados.

Me despido con la esperanza que esta carta sirva para que consideren las repercusiones que tendría sobre el pueblo cubano su visita con la dictadura cubana. Gracias por su atención y continuo liderazgo.

Sinceramente,

###