Sala de Prensa

Washington, D.C. — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló con Alex Otaola de Cubanos por el Mundo sobre diversos temas de actualidad. Durante su charla, abordaron como la dictadura de Cuba activamente culpa a EE.UU. por la realidad de la isla y sobre cómo una administración Biden cambiaría la política del presidente Trump hacia Cuba. 
 
Una transcripción parcial de la entrevista está a continuación:
 
“Con el tema de Cuba y es importante hablar de esto porque yo creo que dentro de  Cuba obviamente [hay] un bombardeo constante de parte del régimen hablando de nosotros. Mira, mi deseo siempre ha sido lo siguiente: poner en manos del pueblo dentro de Cuba, no de la gente en Washington, de ninguna otra parte del mundo, del pueblo dentro de Cuba su propio destino.
 
“Y es por eso que el presidente Trump, a nuestra sugerencia, simplemente hizo el siguiente cambio: si eres una compañía controlada por militares cubanos como GAESA-que controla todos los hoteles y todas las grandes empresas que hacen todo el dinero en Cuba, bueno pues no puedes hacer negocios con EE.UU. Si eres alguien independiente, pues entonces sí. Y es el gobierno cubano que ha decidido no permitir eso.
 
“Y en fin, [el régimen] no lo quieren permitir obviamente porque la independencia económica trae independencia política, ese es el control”.
 
….
 
“Entonces el pueblo cubano puede decidir qué modelo de gobierno y qué modelo económico quiere tener. Ese siempre ha sido nuestro interés y siempre lo seguirá siendo y estamos buscando la manera de cómo podemos de nuestra parte poder apoyar eso y tratar de llevar eso a cabo.
 
“Me alegra mucho ver que se está despertando de nuevo el joven cubano que entiende y que está entendiendo, en mi opinión, que la gran parte del sufrimiento y la falta de oportunidad que existe es culpa de un régimen que controla todo aspecto de la vida dentro de Cuba. Pero mañana mismo eso se puede cambiar, pero es el régimen que no lo permite”.
 
Embargo de EE.UU. a Cuba
 
Bueno si eres una compañía controlada por el régimen, es decir, una compañía controlada por GAESA por ejemplo... Se han quitado los trajes de militares y se han puesto un traje italiano pero en fin, es la misma gentuza que quieren mantener el control económico para poder mantener su control político.
 
“Pero yo le digo a la gente lo siguiente: Cuba puede hacer negocios con Canadá, con Inglaterra, con toda Europa, con Japón, con Corea. ¿Porque Cuba no está llena de inversiones o está llena de carros japoneses? Hay turistas que van y visitan un sitio los llevan a un sitio y lo devuelven al aeropuerto y se van. ¿Pero porque no está llena de actividad económica de todos estos otros países? Por la simple razón que el régimen no permite. El régimen no quiere que el cubano, por ejemplo, pueda ser dueño de su propio negocio. No entiendo porque cuando un cubano llega a Miami, al año ha montado un negocio y le va muy bien. El cubano tiene la capacidad, en todas partes del mundo, lo ha hecho donde el cubano va en todas partes del mundo va pa’lante. 
 
“Cuba es un país que tiene una [gran capacidad de producción], lo que pasa es que no lo está haciendo. Cuba es un país que puede, en gran parte, darle comida a todo su pueblo con su propio territorio y ha tenido épocas en que lo hizo. También le diré, las remesas que mandan las personas a casa: el gobierno cubano se lleva un gran porcentaje de eso para sus propios bolsillos.
 

 
“El régimen cubano no quiere que el cubano tenga independencia económica, es decir ellos no quieren que un cubanos pueda decir: ‘a mí no me importa lo que dice el gobierno, lo que yo me gano, es mi propia vida, tengo mi propio dinero, mi propio negocio. Ellos lo que quieren poder tener es ese control.
 

 
“Yo lo que les pido, es que vean el ejemplo del cubano que viene al extranjero y cómo están logrando en el exterior lo que no pueden lograr en su propia patria. Es muy triste. Eso tiene que cambiar”.
 
Sobre cambios de la política de EE.UU. a Cuba bajo una administración demócrata
 
Todo lo que tiene el nombre Trump lo van a cambiar. Aunque sea una buena idea, eso es ridículo. También, la prensa se presta mucho a eso. Yo vi aquí el otro día un artículo que decía, ‘ahora se abre la tecnología en Cuba’. Aquí nunca hubo sanciones sobre la  tecnología. La única sanción contra la tecnología entrando a Cuba fue del régimen que no quiere permitirlo. Ojalá que mañana ellos digan ‘mira aquí hay internet abierto para todo el mundo.’ Ellos no van a permitirlo, ellos no quieren que el cubano se pueda comunicar con otro cubano que pueda leer prensa en el extranjero.
 
“De mi parte, nosotros tenemos el papel aquí del nombramiento de ciertas personas y oponernos al nombramiento de individuos que van a tener que seguir la línea.
 
….
 
“Yo te diré que en Caracas, en La Habana, en Managua, están celebrando la victoria de Biden. No porque yo te diga que Biden es un comunista, porque ellos saben que la  línea y los que los rodean a él es una línea que va a ser mucho más flojo sobre todos estos temas.
 

 
“Pero si te puedo decir que en nuestro sistema tenemos opciones y eso empieza con cuestionar a todas estas personas que se han nombrado a diferentes puestos. ¿Qué es lo que van a hacer? ¿Cuál va a ser su posición? que tomen una posición abierta y pública sobre cuáles son sus intenciones si llegan a ese puesto. Yo le diré que muchas de estas personas ya tienen un historial sobre este tema. Aquí no se trata de lo que dicen, ya lo han hecho. Y en muchos casos me voy a oponer fuertemente a su  nombramiento porque ya han hecho cosas en el pasado.
 

 
“Aquí hay mucha gente que lo nombran a una posición y ellos van a una audiencia pública y dicen todo lo que uno quiera escuchar, te lo dicen todo lindo. Y después hacen lo que se les da la gana cuando entran a esa posición. Eso siempre pasa, pero en este caso hay muchas personas que pueden estar pensando nombrar que ya tienen historial que fueron miembros de la administración Obama y que por cuatro años han estado hablando y criticando todo lo que hacía el presidente. En fin, aquí hay dos  cosas: ellos tienen su línea, que obviamente es distinta a la nuestra. Pero segundo, también son personas que le tienen un odio, que no es razonable, al presidente.