Sala de Prensa

Miami, FL — El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) emitió el siguiente comunicado después que el Fiscal General William Barr, la Fiscal Federal Ariana Fajardo Orshan del Distrito del Sur de Florida, el Fiscal Federal Geoffrey Berman del Distrito Sur de Nueva York y el Fiscal General Adjunto Brian Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia acusaron formalmente al narco-dictador venezolano Nicolás Maduro y miembros de su cúpula de delitos que van desde el lavado de dinero y la corrupción hasta la conspiración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) –una Organización Terrorista Extranjera designada por los Estados Unidos– para transportar cocaína a los Estados Unidos y las comunidades de EE.UU.:  

“Por demasiado tiempo, la empresa criminal de Maduro se ha enriquecido ilegalmente a través de la corrupción, el tráfico de drogas y el terrorismo. La acusación de hoy contra Nicolás Maduro y los miembros de su régimen es un paso sin precedentes para responsabilizar a muchos secuaces que han convertido un país democrático en un narcoestado”, Rubio dijo. “Los ciudadanos venezolanos acusados por el Departamento de Justicia han promovido el narcotráfico y el tráfico ilícito de drogas en nuestro hemisferio, amenazando la seguridad de los Estados Unidos y de nuestros aliados en la región. Estados Unidos no se detendrá hasta que prevalezca la justicia por estos crímenes". 

Rubio es el presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Delincuencia Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

Relacionado: