Luchando por la Florida

En un momento en el que Washington, D.C. enfrenta tanta división y disfunción partidista, año tras año el senador Marco Rubio ofrece resultados reales para la Florida y el país.

Desde el Programa de Protección de Pagos de Cheques y el Crédito Tributario por Hijos hasta reformas importantes para los veteranos y la restauración de los Everglades, el senador Rubio obtiene resultados. Un análisis no partidista producido por GovTrack clasificó al senador Rubio como el segundo líder en comparación a todos los senadores en el 2019. El mismo análisis dio a Rubio como cuarto líder en el 2018 y el quinto líder en el 2017.

Una de las prioridades principales del senador Rubio es asegurarse que él y su equipo estén disponibles para ayudar a los floridanos con cualquier tema de asistencia federal que puedan necesitar. En el 2019, el Congressional Management Foundation (CMF, por sus siglas en inglés) reconoció al equipo estatal del senador Rubio como el mejor de la nación al otorgarles el "Premio de la democracia y a la excelencia en servicios a los constituyentes".

El senador Marco Rubio ha sido un líder en la lucha por re-equilibrar la relación de EE.UU. con China, un esfuerzo que él ha llamado "el desafío geopolítico de este siglo".

“Si bien muchos políticos republicanos, incluyendo el presidente Trump, han respaldado ideas similares [sobre China], Rubio se destaca por la intensidad de sus esfuerzos, ignorando en gran medida las súplicas de los grupos empresariales para que baje el tono”, dijo el periodico Bloomberg. Como resultado, "Rubio se ha convertido en el objetivo de la maquinaria de propaganda de China". El Partido Comunista Chino (CCP, por sus siglas en inglés) impuso sanciones en contra de Rubio y le prohibió viajar a China.

En un momento de intensa división partidista, en casi todos los temas importantes de política pública, Rubio ha trabajado de manera bipartidista y ha escrito, defendido y pasado leyes importantes que cambian la relación entre EE.UU. y China y comienzan a abordar fallas sistemáticas, como la aceptación de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC, por sus siglas en español).

Por ejemplo, la legislación escrita por Rubio la Ley Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong (Ley Pública 116-76), que se convirtió en ley en el 2019, le proporcionó al gobierno de EE.UU. importantes herramientas para castigar a Pekín por socavar la autonomía y la libertad de Hong Kong. La legislación escrita por Rubio la Ley de Política de Derechos Humanos de los Uigures (Ley Pública 116-145), que se convirtió en ley en el 2020, es la primera ley del mundo destinada a contrarrestar los grotescos abusos de derechos humanos por parte del gobierno chino contra los uigures y otras minorías étnicas en Xinjiang.

Rubio también fue el primero en sonar la alarma sobre empresas de tecnología chinas como Huawei, TikTok, WeChat y otras, que ahora son ampliamente consideradas como riesgos a la seguridad nacional por EE.UU. y otras naciones. Por ende, esas empresas enfrentan restricciones hoy en día.

En el 2018, Rubio se convirtió en el primer legislador en advertir que los Institutos de Confucio-administrados por el gobierno chino-son parte de una campaña de propaganda global de Pekín para influir en las instituciones educativas de EE.UU. Desde entonces, más de 50 universidades han rescindido sus acuerdos con los Institutos de Confucio.

Ningún funcionario electo ha sido más crítico sobre el rol que juegan los mercados financieros de EE.UU. para ayudar al Partido Comunista Chino lograr sus objetivos que el senador Rubio.

En el 2019, Rubio presentó una ley para garantizar la calidad de información y la transparencia para los listados en el extranjero en nuestros intercambios para poder garantizar que las empresas chinas y otras empresas extranjeras que cotizan en los intercambios estadounidenses ya no puedan engañar e ignorar a los reguladores americanos. Partes de ese proyecto legislativo se convirtieron en ley en el 2020. Rubio también fue el primero en destacar que los activos de jubilación de los empleados del gobierno federal, incluyendo los de los miembros de las Fuerzas Armadas de EE. UU., se estaban invirtiendo en empresas chinas que diseñan armas para matar a miembros del servicio militar. Esto cambió gracias a los esfuerzos de Rubio.

Rubio también fue líder argumentando que un rol fundamental del gobierno es alinear sus políticas económicas con las prioridades nacionales. Como parte de ese esfuerzo, Rubio pidió una política industrial pro-estadounidense del siglo XXI para garantizar que el ascenso de China no se produzca a expensas de nuestro país, nuestros ciudadanos, nuestros valores y el orden internacional que debe ser basado en reglas.

El senador Rubio reconoce que los eventos que ocurren en nuestro Hemisferio no solo afectan a los floridanos sino también a toda nuestra nación. Durante su mandato como senador por el estado de la Florida en el senado de EE.UU., Rubio ha presentado varios proyectos de ley en pro de una región más segura y democrática. Así mismo, Rubio ha influido en decisiones críticas sobre la política exterior de EE.UU. En su rol, como Presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Delincuencia Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer, el senador es una voz respetada de la política exterior de EE.UU. hacia latinoamérica y el caribe. Rubio está comprometido con la promulgación de valores y principios americanos en el exterior.

Habiendo trabajado estrechamente con la administración Trump, Rubio fue uno de los arquitectos de políticas claves para revertir el apaciguamiento desalineado del presidente Obama hacia la dictadura de Cuba. El proyecto legislativo de Rubio llamada la Ley de Transparencia Militar cubana fue la base para acciones ejecutivas claves que buscaban prevenir las transacciones financieras que compensan a los militares cubanos y a entidades asociadas, tales como el consorcio empresarial de los militares del régimen cubano (GAESA).

Como lo destacó el Miami Herald, "los esfuerzos de Rubio para aumentar la presión internacional sobre el régimen de Nicolás Maduro y para presionar a la administración Trump para que adopte una postura dura sobre Venezuela, han dado grandes frutos". Lo que los medios de comunicación denominaron “La Doctrina Rubio” fue vital para impulsar la política exterior de EE.UU. hacia Venezuela.

Rubio también fue el coautor de la ley VERDAD (Ley Pública 116-94), el esfuerzo más integral hasta la fecha para enfrentar la crisis en Venezuela. Este proyecto de ley bipartidista proporcionó $400 millones de dólares en ayuda humanitaria para ayudar a los refugiados venezolanos que huían de su país natal a causa de la crisis provocada por el régimen del dictador Nicolas Maduro, y codificó sanciones cruciales en contra de miembros de la dictadura.

Como defensor de la bipartidista NICA Act (Ley Pública 115-335), Rubio buscó condicionar la aprobación de EE.UU. para préstamos al régimen de Ortega de instituciones financieras internacionales y exigirle a la administración que impusiera sanciones contra los funcionarios nicaragüenses responsables de abusos a los derechos humanos y actos de corrupción. La ex-representante de la Florida Ileana Ros-Lehtinen (R-FL) elogió una enmienda clave de Rubio, la cual buscaba imponer sanciones adicionales a los funcionarios del régimen nicaragüense. 

Al apoyar iniciativas que promueven la prosperidad, la seguridad y el desarrollo internacional, Rubio ha abogado por instituciones transparentes que defiendan el estado de derecho, los derechos humanos y promuevan la estabilidad regional. Siendo un firme defensor de la lucha de EE.UU. contra la trata de personas, el crimen transnacional y el narcotráfico, Rubio está comprometido en combatir las amenazas en nuestro hemisferio que afectan a los floridanos y a las familias estadounidenses.

La Ley de Protección de Mujeres y Niños centroamericanos del 2019, de co-autoría de Rubio, es un proyecto de ley bipartidista que busca disminuir y disuadir la violencia contra las mujeres y los niños en el Triángulo Norte de Centroamérica y busca aumentar el acceso seguro de sobrevivientes de violencia a servicios de apoyo apropiados y coordinados. 

El exitoso apoyo de Rubio del proyecto de ley para Extensión de la Recuperación Económica del Caribe (Ley Pública 116-164), presentada por el ex-senador Johnny Isakson (R-GA), permitió la extensión del acceso libre de impuestos para ciertos productos textiles de 23 países del caribe que se fabrican con hilos, telas y hebras estadounidenses hasta el 2030. El comercio es un componente clave de la economía en desarrollo de la región. Con la aprobación de este proyecto de ley, el Congreso promovió la exportación de materiales americanos y fortaleció nuestras relaciones bilaterales con aliados y socios en el caribe. 

Gracias a Rubio, quien también es miembro del Comité de Asignaciones del senado, se obtuvieron fondos claves para promover ayuda en temas de seguridad en Colombia, ayuda para temas de desarrollo en Haití, ayuda a los programas de democracia y en apoyo a la sociedad civil en Cuba y Nicaragua, la estrategia de EE.UU. para el Compromiso en centroamérica y la asistencia para el desarrollo en todo el hemisferio occidental.

El Congressional Management Foundation (CMF, por sus siglas en inglés) reconoció al senador Marco Rubio como líder nacional en servicios a los constituyentes y le otorgó el Premio a la Democracia del 2019. El programa de CMF reconoce los logros no legislativos sino en las operaciones y en servicio a los constituyentes de las oficinas del Congreso. CMF reconoció a Rubio por su excelencia en la categoría de Servicio a los Constituyentes, la cual se enfoca en cómo una oficina interactúa y está al servicio de los constituyentes, especialmente cómo utiliza y aprovecha procesos específicos, metódicos y consistentes para lograr resultados medibles en el servicio a los constituyentes.

"Premio de la democracia y a la excelencia en servicios a los constituyentes, la oficina del senador Rubio es una de las mejores en el Congreso", Bradford Fitch dijo, presidente y director ejecutivo del Congressional Management Foundation. “Este galardón demuestra que el senador Rubio se ha comprometido significativamente a ser el mejor servidor público para sus electores en la Florida. El senador Rubio y su equipo deben ser felicitados no solo por ser un modelo para sus colegas en el Congreso, sino porque ayudan a restaurar la confianza y la fe en que nuestras instituciones democráticas pueden funcionar”.

El senador Rubio comprende la importancia de la vivienda asequible y tiene un largo historial en la lucha para mantener seguros a los inquilinos que residen en viviendas de bajos ingresos al igual que responsabilizando a los propietarios de barrios marginales en múltiples ocasiones.

En el 2016, Rubio expresó su preocupación sobre unos apartamentos localizados en Jacksonville llamados Eureka Garden, un complejo del Departamento de Vivienda y de Desarrollo Urbano de EE.UU. (HUD, por sus siglas en inglés). Después de visitar el complejo de apartamentos para investigar de primera mano sobre los informes de condiciones inhumanas y peligrosas en Eureka Garden, Rubio comenzó a presionar para que hubiesen cambios legislativos y administrativos. 

El senado de EE.UU. no solo aprobó tres de sus enmiendas para mejorar la supervisión de HUD en los proyectos de vivienda, sino que también Rubio condeno públicamente a Global Ministries Foundation (GMF, por sus siglas en inglés), la empresa propietaria de Eureka Garden Apartments y de varias otras propiedades en la Florida. En noviembre del 2018, los esfuerzos de Rubio para cancelar el contrato de GMF con HUD se materializaron cuando el complejo Eureka Garden se vendió a la empresa Millennia Housing Development. 

Como resultado de las condiciones de vida bajas a manos de GMF, Rubio introdujo el proyecto de ley Proceso de Inspección de HUD y la Ley de Reforma de Aplicación, la cual mejoraría el proceso federal de inspección de viviendas y haría responsables a los propietarios de barrios marginales. Rubio también introdujo la Ley de Responsabilidad de Vivienda que requeriría que los inquilinos en propiedades de alquiler basado en Proyectos de Asistencia bajo la Sección 8 sean incluidos en encuestas semestrales que evalúan la condición física de la propiedad.

Rubio también buscó mejorar las condiciones en el complejo de apartamentos Stonybrook en Riviera Beach, así como en el complejo de viviendas federales Windsor Cove en Orlando. “No solo estaba [la] mente [de Rubio] en este temas, sino que su corazón también estaba en eso”, dijo el pastor Mark Griffin al Washington Examiner. 

La experiencia de primera mano en el terreno es fundamental para conocer y luego poder abordar las condiciones de vida en estas propiedades. En el 2018, Rubio visitó Liberty Square y escuchó de primera mano a los inquilinos que habían sido víctimas de la violencia y de crimen sistemático reportado en la comunidad. Luego, Rubio presentó la Ley Liberty City Rising, la cual busca mejorar los estándares de seguridad para los complejos de viviendas públicas ubicados en áreas de alta criminalidad. 

Rubio actuó rápidamente después que su equipo estatal encontró condiciones inhumanas en los apartamentos de Glorieta Gardens en Opa-locka. Rubio hizo un llamado al Secretario de HUD y al Comisionado del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) para llevar a cabo una investigación y potencialmente suspenderles los beneficios a los propietarios de los apartamentos.  

Tras los inquietantes informes de los inquilinos de Jones Walker Apartments en Fort Myers, Rubio descubrió que la propiedad no pasó la inspección de procedimiento del Centro de Evaluación de Bienes Raíces (REAC, por sus siglas en inglés). Rubio solicitó que el secretario de HUD tomará medidas correctivas de inmediato. 

Rubio y sus colegas en el senado también presentaron el Grupo de Trabajo sobre el Impacto de la Ley de Crisis de Vivienda Asequible, que proporcionaría recomendaciones al Congreso sobre cómo aumentar de manera efectiva las opciones de vivienda asequible. 

Rubio también introdujo la Ley Home Advantage for American Families, que busca reducir la inversión extranjera en el mercado inmobiliario urbano y, en cambio, aumenta la inversión federal en el crédito fiscal para viviendas de bajos ingresos para la construcción de nuevas viviendas unifamiliares.