Biografia

Me levanto a diario con el deseo de poder hacer una diferencia por ustedes en el Senado de los Estados Unidos. Yo sé que el trabajo más importante en este país hoy en día está sucediendo en los hogares, donde los padres están criando a sus hijos y haciendo sacrificios para que ellos puedan tener más oportunidades que la anterior generación. También entiendo que nuestras leyes y las políticas del gobierno pueden facilitar, o dificultar, que su familia busque y logre el Sueño Americano.

Los miembros de mi oficina y yo estamos aquí para ayudarle. Durante mi primer mandato en el Senado, resolvimos más de 30,000 casos para constituyentes quienes solicitaron nuestra ayuda con diversos asuntos y registramos más de 1,000 horas de oficinas móviles para poder llegar a los floridanos en cada rincón del estado. Estamos orgullosos de estos logros y esperamos continuar este éxito en mi segundo mandato.

Me apasiona servir a las personas porque sé cómo se pueden perder en la burocracia del gobierno federal cuando buscan asistencia con sus beneficios para los veteranos, el seguro social, el Medicare y otros servicios federales. He visto cómo fallas en el proceso de inspección de viviendas federales pone en peligro la salud y la seguridad de las personas a quienes represento.

Hoy en día, a muchas personas les preocupa que el Sueño Americano se esté alejando de su alcance y que sus hijos y nietos no estén mejor de lo que ellos estaban. Estoy comprometido a no permitir que eso suceda. Creo plenamente en el Sueño Americano porque lo he vivido. Mis padres vinieron a Estados Unidos desde Cuba en 1956 y lucharon en la clase media trabajando en labores humildes: mi padre como cantinero en hoteles y mi mamá como empleada, cajera y dependienta de tiendas. Gracias a su ejemplar legado aprendí la importancia de la familia y el esmero en el trabajo, por eso creí que todo era posible en los Estados Unidos.

Pasé la mayor parte de mi vida en West Miami y hoy en día vivo allí con mi esposa Jeanette y nuestros cuatro hijos. Una de las muchas razones por las que me encanta vivir en la Florida y representar a su gente es por la diversidad de su comunidad y las historias de su gente. Algunos han logrado triunfar en los Estados Unidos, otros recién están comenzando y muchos más están intentando hacerlo. Hay hogares liderados por heroicos padres solteros o por abuelos, también hay hogares con dos padres trabajadores y hogares con varias generaciones viviendo juntas.

Desde que tengo memoria mis vecinos me ayudaron a moldear mi visión del Sueño Americano, no mucho tiempo después obtuve mi título de la Universidad de Florida en el año de 1993 y mi doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Miami. En 1996 quise servirles en un cargo público.

Empecé como Comisionado de la Ciudad por West Miami, antes de ser elegido a la Cámara de Representantes de Florida en el año 2000, y luego como portavoz en noviembre del 2006. Antes de asumir este cargo, escribí el libro 100 Ideas Innovadoras para el Futuro de la Florida basado en mis charlas con los floridanos en conversatorios que mis colegas y yo organizamos por todo el estado. Como portavoz de la Cámara ayudé a representar muchas de las ideas de este libro.

Estaba orgulloso de ser un promotor de un gobierno limitado a nivel estatal, pero después de ver el impacto de nuestros éxitos allí quise llevar mis ideas de reforma conservadora a donde más se necesitaban: Washington, D.C.
Cuando lancé mi campaña para el Senado de EE. UU. en el 2009, se esperaba que perdiera contra mi contrincante en las primarias del partido republicano, quien era mejor financiado y mejor conocido. Pero con una victoria arrolladora la gente de la Florida me eligió con la promesa de llevar mis ideas conservadoras al Senado de los Estados Unidos.

Desde que llegué al Senado en enero del 2011, luché contra la gran visión del gobierno de Washington, apoyé la substitución del ObamaCare por un mejor sistema de atención médica y me opuse a los presupuestos que aumentaron la deuda de los contribuyentes a costa de crear empleos y prosperidad real.

Con mis asignaciones en el Comité Especial sobre Envejecimiento, el Comité de Apropiaciones, el Comité de Relaciones Exteriores, el Comité Selecto de Inteligencia y el Comité en Pequeñas Empresas y Emprendimiento, me concentro en reformar nuestro gobierno y mantener seguros a los estadounidenses. Continuaré trabajando con los miembros de ambos partidos en soluciones lógicas, y cuando sea necesario solo. Así es como nuestros Padres Fundadores imaginaron el Senado.

Además de los problemas federales que solo afectan a la Florida, algunas de mis principales prioridades incluyen luchar contra la pobreza para alentar a los estados en empoderar a sus pueblos, brindando educación superior asequible para todos los estadounidenses, estimulando al crecimiento económico, la innovación y la economía global, mejorando el Seguro Social y el Medicare para las personas mayores, protegiendo estos programas para las futuras generaciones y defendiendo a nuestras familias mediante la revitalización de las fuerzas militares de los Estados Unidos.

Estoy orgulloso de servirles en el Senado. No dude en contactarse conmigo con sus ideas y puntos de vista sobre cómo el gobierno puede trabajar de manera más efectiva.

Que Dios los bendiga a ustedes y a su familia, que Dios bendiga a la Florida, y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.