News

Latest News

Rubio Habla Con Oscar Haza

“La Administración Biden nos ha puesto en una posición sumamente difícil, porque ahora Venezuela, a través de Maduro, está chantajeando a EE.UU.” El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló con Oscar Haza en Ahora con Oscar Haza de Zeta 92.3 y Mega TV, sobre el...

read more

Rubio Habla con Telemundo 51

“Lo que pasa en Cuba es muy simple: el marxismo no funciona. El marxismo siempre lleva a pobreza y sufrimiento” El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) habló en exclusiva con Marilys Llanos de Telemundo 51 sobre las protestas en Cuba, sobre la situación en...

read more

Rubio: No hay una tercera opción. EE.UU. debe elegir

Aug 11, 2021 | Comunicados de prensa

No hay una tercera opción. EE.UU. debe elegir
11 de agosto del 2021
Por: senador estadounidense Marco Rubio 
ADN Cuba
 
Fue hace solo un mes cuando el pueblo oprimido de Cuba se levantó de manera histórica en contra del régimen brutal de la isla. El mundo vió las multitudinarias imágenes de cubanos saliendo a las calles para pedir el fin de la dictadura. Y gracias a las redes sociales, el mundo fue testigo de la brutal represión del régimen y de la valentía del pueblo cubano. Una semana después de las protestas, la isla fue incomunicada y el mundo siguió su curso.
 
Pero, ¿Qué sucedió?
 
El régimen de Castro/Díaz-Canel cortó el acceso al internet, encarceló a cientos de manifestantes, enviaron a su policía secreta tras el pueblo, y retuvieron alimentos, atención médica y otros elementos básicos de las mismas personas a las que se supone deben proteger. Cuando no hubo protestas por parte de la comunidad internacional, el régimen supo que no tenía las manos atadas para continuar con sus décadas de abuso.
 
Desde el momento en que estallaron las protestas espontáneas del 11 de julio, los asesores del presidente Joe Biden–quienes están a favor de entablar negociaciones con el régimen–vacilaron entre el silencio y mensajes confusos antes de pasar a las sanciones simbólicas y la simpatía por el régimen. La comunidad internacional no actuó mejor, simplemente haciéndose de los de la vista gorda.
 
Pero esto es lo que la Administración Biden, la élite internacional y los dictadores cubanos no entienden: no hay vuelta atrás al status quo antes del 11 de julio.
 
El régimen espera que el pueblo cubano se canse, dejando que la carga de décadas de opresión apague sus esperanzas. No hay forma que el régimen cubano pueda abordar las quejas de su pueblo porque, si bien las protestas pueden deberse en parte a la crisis del COVID, los cubanos están exigiendo un cambio político, libertades básicas y el fin del sistema dictatorial.
 

 
Solo tomemos el himno de los manifestantes cubanos, la canción “Patria y Vida”, la cual fue creada por afrocubanos. Este nuevo lema es una contradicción directa del lema nefasto y decrépito del régimen, “Patria o Muerte”.  
 
La evidencia del deseo de cambio del pueblo cubano está en todas partes.
 

 
No hay duda que debemos apoyar al pueblo cubano. La estrategia es de sentido común y sencilla; de hecho, la he delineado varias veces durante el mes pasado.
 

 
Desafortunadamente, el presidente Biden y su administración están adoptando un enfoque completamente opuesto. Mientras impone sanciones a personas ya sancionadas, la Administración Biden también está hablando de permitir que más remesas fluyan a manos de la dictadura. Si lo hiciera, seguramente estabilizará al régimen. Pero eso sería una bofetada desmoralizadora para los manifestantes.
 
Es hora que EE.UU. y el mundo elijan: ¿apoyarán activamente al pueblo cubano que exige sus derechos y libertades otorgados por nuestro creador, o ayudarán a estabilizar al régimen de Castro/Díaz-Canel?
 
No hay una tercera opción.
 
Lea más aquí.